|

Se inauguró la Feria del Libro Infantil y Juvenil

Infancias, Noticias, Proyectos Especiales

Este lunes 10 de julio, La Cúpula del Centro Cultural Kirchner se encontró colmada de periodistas, personalidades de la cultura y autoridades nacionales, provinciales y locales que dijeron presente en la inauguración de la 31° Edición de la Feria del Libro Infantil y Juvenil, que tendrá lugar en el ciclo Vacaciones para armar 2023, una propuesta del Ministerio de Cultura de la Nación para las infancias, juventudes y familias de todo el país.

La primera oradora de la tarde fue la directora de Programación y Planificación del Centro Cultural Kirchner, Liliana Piñeiro, quien resaltó la importancia de llevar adelante un proyecto como Vacaciones para armar con más de cien actividades surgidas de una convocatoria federal, para infancias y juventudes, con una gran variedad de propuestas culturales, de música, teatro, danza y talleres.

La segunda en tomar la palabra fue María de los Ángeles “Chiqui” González, que definió que “las vacaciones de invierno son una interrupción maravillosa, y una oportunidad para que chicos y grandes puedan tener diversas experiencias juntos. Por esto es importante llevar adelante políticas públicas con las infancias, que son una llave para que la sociedad pueda expandirse de modo protagónico en el espacio público, que es gratuito”.

Asimismo, Chiqui Gonzalez destacó la importancia de contar con “políticas públicas que unan la cultura popular con la vanguardia” y afirmó que esto se ha logrado en Vacaciones para armar.

Alejandro Vaccaro, presidente de la Fundación El Libro, destacó la función de la Feria en estos cincuenta años de divulgación del libro, ya que “es el momento del año en que niños y jóvenes acceden masivamente a una enorme diversidad de posibles lecturas”.  Por otra parte, hizo hincapié en el crecimiento de la edición 2023, que tiene preparadas más de trescientas actividades para las distintas edades e intereses.

Al finalizar la alocución de Vaccaro, subió al escenario la diputada nacional Gisela Marziotta, vicepresidenta de la Comisión de Cultura de la Cámara, para hacer entrega del diploma que declara de interés de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, por su aporte cultural y educativo, a la 31° edición de la Feria del Libro Infantil y Juvenil.

A continuación, el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, planteó la relevancia de que quienes se acercan y transitan el Centro Cultural Kirchner “no lo hagan simplemente como espectadores, sino como participantes de cada uno de los espacios que lo conforman”. En este sentido, dijo que “el objetivo de la propuesta que hoy se inaugura es el desarrollo cultural, la promoción de la diversidad y la generación de espacios para el protagonismo de infancias y juventudes”.

El cierre de la inauguración estuvo a cargo de Gigliola Zecchin, popularmente conocida como Canela, quien habló en representación de los autores y las autoras de la literatura para la niñez y la juventud.

Profundamente conmovida, la escritora expresó: “Los libros son semillas que quedan en nosotros, y sus páginas brotan muchas veces en la memoria, en los recursos del lenguaje que se enriquece y se amplía. Son frutos impensados: historias de vida, historias de terror, de intriga, de aventuras, para el llanto o para la risa. Pero nunca inocentes. La escritura nunca es inocente: por eso en la dictadura se quemaron los libros, o se prohibieron, y aun los libros para las infancias, lo recordamos muy bien, a cuarenta años de la recuperación de la democracia”.

Canela finalizó su discurso con una reflexión acerca de la importancia vital de la lectura: “Los libros nos ayudan a tener una voz propia, la que nos expresa y nos define. Los libros la nutren, la hacen más fuerte, la enriquecen para siempre”.

Conseguí tu entrada

RESERVAR

Share:
Enterate de todas las novedades