Richard Galliano, entre el vals musette y el tango de Piazzolla

Richard Galliano, entre el vals musette y el tango de Piazzolla Temporada 2016 - El acordeonista francés, entre las visitas internacionales

Compartir:

Galliano se presentó con músicos franceses y argentinos

Richard Galliano se presentó en la Sala Sinfónica el pasado 2 de octubre y dio varios conciertos en uno. Hizo solos de acordeón, y tocó acompañado por su compatriota, el violinista Bertrand Cervera, con un repertorio de valses musette, una de sus grandes especialidades, en la que se destacó como un exitoso renovador de la tradición musical.

Para el tramo final se guardó el momento más “porteño”: invitó al escenario al baterista Daniel "Pipi" Piazzolla, el pianista Nicolás Guerschberg y el contrabajista Juan Pablo Navarro, para interpretar obras de su admirado Astor Piazzolla, como Otoño porteño, Primavera porteña y Oblivion, antes del cierre con Tango pour Claude, una obra de su autoría con aires piazzollianos.





 
 

Acerca de Richard Galliano

Nacido en Cannes, Francia, en 1950, Richard Galliano es hijo de un acordeonista italiano, quien le impartió las primeras lecciones de música. Se formó en el Conservatorio de Niza, dirigido por el organista Pedro Cochereau, donde estudió contrapunto, armonía y trombón. Virtuoso acordeonista, se radicó en París en 1975 e inició una fabulosa carrera con figuras de la chanson como Juliette Greco y Charles Aznavour; también se vinculó con iconos del jazz como Chet Baker.

En 1980 conoció a Astor Piazzolla, con quien trabó amistad, realizó trabajos conjuntos -Astor lo convidó a tocar para una comedia francesa inspirada en Sueño de una noche de verano (de Shakespeare) con música original escrita para una puesta de Jorge Lavelli- y siguió sus sugerencias que lo inspiraron para la renovación de la musette, danza popular francesa, en discos como New Musette (1991), que constituyen un punto de inflexión dentro del género. En New Musette, junto a Pierre Michelot, Aldo Romano y Philip Catherine, Galliano aggiornó el acervo musical del vals musette. “Simplemente -explicó- es la continuidad de la tradición y la apertura hacia otros horizontes musicales. Pensemos en Piazzolla y el tango. Se puede observar una evolución paralela del tango con el bandoneón y la Argentina, así como del vals musette con el acordeón y Francia. Es una necesidad de poner estas músicas al gusto de los tiempos actuales”.

Su música trasciende, sin embargo, los géneros y se coloca en un lugar único, integral, capaz de abarcar música clásica, ritmos franceses, canción americana, jazz y tango, con un estilo de elaborada originalidad. Galliano recibió numerosos premios en su carrera, como el Premio Victoria de Jazz por su disco New York Tango y el Django Reinhardt de la Academia de Jazz como Músico Francés del Año. También fue nombrado Comandante de la Orden de las Artes y las Letras y es el único acordeonista que ha grabado para el prestigioso sello de música clásica Deutsche Grammophon. Registró más de cincuenta discos como solista y junto a glorias como Toots Thielemans, Enrico Rava, Michel Portal, Martial Solal, Eddy Louiss, Wynton Marsalis, Charlie Haden, Gary Burton, Serge Reggiani y Serge Gainsbourg.

Estemos en contacto


Nuestras redes