María Elena Walsh Ya!

María Elena Walsh Ya! Poesía Ya! Para leer y compartir

Compartir:

Poemas en homenaje a María Elena Walsh

Poesía Ya! es un movimiento poético que nos incluye a todes. En este ciclo la lectura es la protagonista: afirmamos con nuestras voces y nuestras lecturas que leer un poema es tan importante como escribirlo. Leer en voz alta y en comunidad lectora es un horizonte creativo, una forma poética fuera del libro que crean los libros con sus lectores.

Durante febrero, y bajo la consigna María Elena Walsh Ya!, se realizaron cuatro encuentros en los que una diversidad de poetas leyeron a viva voz textos de la gran autora y presentaron creaciones en su homenaje especialmente escritas para la ocasión. Aquí se comparten algunas de esas producciones inéditas: poemas que proponen un recorrido lector.

María Elena Walsh (fotografía: Sara Facio)
María Elena Walsh Ya!
María Elena Walsh Ya!

Tomás Litta

Era una tarde
segundo o tercer grado,
escuela privada
de Caballito:
todos chetos
todos garcas
todos caretas.
Yo no merecía la amistad
ni la compañía
ni la escucha
ni el cuidado
porque era diferente, o eso
me quisieron hacer creer.
Yo la infancia desprotegida,
ellos la privatización del amor.
Yo la pequeña marica sola,
ellos la hostilidad del abandono.
Ocho o nueve años
y a mí el mundo no me correspondía
y todo me daba miedo.
 
Pero fue una tarde
cuando de repente una voz
partió el suelo
la maestra había llevado
un cuento leído por María Elena Walsh
me acuerdo de su voz
haciendo vibrando las paredes,
de las palabras
expandiéndose con elegancia
dándonos una lección a todos
de cómo contar una historia.
En ese momento en que ella
narraba y cantaba
todo de repente
se volvía asombroso.
El cuento que nos contaba esa tarde
era La Plapla,
la historia de una letra especial
diferente,
rara.
Una letra que se despatarraba
y bailaba sin control,
una letra
que no pertenecía a ningún lado
una letra
sin pueblo ni fronteras.
La Plapla, al igual que María Elena,
llevaba tatuada la libertad
como el tesoro más extraordinario.
 
Esa tarde,
escuchando su voz
aprendí que
la respuesta al miedo
debe ser la valentía
y que aunque algunas letras
no hayan sido hechas para bailar
lo diferente también
merece un nombre.
Habité la palabra
de María Elena
como una revolución,
como el primer lugar
donde sentirme raro
y diferente
era sentirme en casa
y lo tomé
como el regalo de amor
más grande del universo.
 
Esa tarde,
con ocho,
o nueve años,
volví a casa
con el pecho en alto
ya sin miedo
y dije:
mamá, papá,
creo que soy
una Plapla.


Tomás Litta nació en 1997 en Buenos Aires. Cursa la carrera de Letras en la UBA, es poeta y participa activamente de distintos espacios de debate literario y talleres de lectura y escritura. Actualmente produce y coordina El Cuerpo Expresivo, un ciclo de poesía erótica que reúne a representantes de diversas disciplinas como la música, la literatura y las artes visuales. Es creador, productor y realizador de Megáfono Queer, una columna de reseñas y recomendaciones de libros LGBTIQ+ en el programa Vida Cruel en Radio UBA. Sus poemas y relatos circulan en diferentes antologías, portales, revistas y fanzines. Participa activamente de lecturas en vivo y formó parte de espectáculos como Festival de Arte Queer (FAQ), Divergencia, Amor o Nada, Alta paja poesía erótica, Santa Poesía, entre otros. También integró mesas, charlas y lecturas en la 45° Feria del Libro de Buenos Aires. Publicó Fruto rojo (Santos Locos, 2019).

María Lucesole

Barco inquieto

A María Elena Walsh

Mi casa fue una casa de mucha política
y justas canciones, de mañanas de la escoba
con la que ahora barro
en las manos de mi madre,
como en casi todas las casas.
Fue también un patio enorme, un sauce,
la calle de tierra, el gran tanque de agua.
Se colaba entre eso, como en todas las casas,
la música del siglo pasado y el siguiente,
la voz de una joven y vieja lesbiana,
feminista, fantástica.
Era el mundo verdadero,
la verdadera maravilla
de comprender entre animales, frutas y plantas,
sin subestimación, sin censura,
sin princesas y hadas de regiones nefastas.
¿Hay algo que quede fuera
de la ideología,
así sea en la infancia?
Como una subversiva
visión contra toda hegemonía,
entrando por las fisuras por las que se cuela la luz
en todas las casas:
las radicales, las peronistas,
las comunistas, las fachas,
educadora popular invisible, donde tal vez
nadie educaba.
¿Qué sería de su música, sin su vida,
y de mi vida sin su música?
Yo, que todavía me quedo quieta
para sentir que mis pies tienen raíz
pero con la consciencia de lo que significa volver
al mismo sol
después de un año bajo la tierra. 


María Lucesole nació en Lobos, Buenos Aires, en 1988. Desde 2006 vive en Capital Federal. Es poeta, profesora de Letras, bibliotecaria, correctora literaria y educadora popular. Codirige, junto a Jeymer Gamboa, la revista de poesía Campotraviesa –que circula en papel desde 2014– y organiza, junto a Elisa Palacio, Alejandro Jorge y Ana Inés López, el Festival Rural de Poesía de Lobos desde 2016. Publicó la novela corta Irse (Buenos Aires, Campotraviesa, 2011); los libros de poesía Las plantas verdes de los veranos (Buenos Aires, Tammy Metzler, 2014), El primer color de la noche (Buenos Aires, Nulú bonsai - La fuerza suave, 2015), En todas las cosas la niebla (Paraná, Gigante, 2016); y los diarios Flechas lanzadas desde ninguna parte (Buenos Aires, Lomo, 2017). Algunos de sus poemas fueron traducidos al inglés por Noel Black y publicados en la antología compilada por Alexis Almeida: It’s in the future (Canadá, The Elephants, 2018).

Juan Fernando García

Reina

 Who´s that girl?
Madonna
 
¿quién es esa chica
y quién, aquella mujer
que cruza el continente
y los océanos
y lleva en los pliegues
de un poncho diminuto
una copla, un carnavalito,
una zamba olvidada?
 
¿quién, la artesana
la hilandera de sedas
trenzadas para el decir bonito
para la ironía de oro
y de plata el cuchillo
hendido en el corazón
del poder miserable?
 
¿quién es esa chica
que sujeta las riendas
del ritmo y de la imagen
iluminando el rostro
de cientos y millones
quién, la chica
que en secreto
nombra el secreto
de las que se aman?
 
¿quién es esa chica?
¿quién, esta dama eterna
que nunca envejece?
 
Contanos, cantanos
María Elena
seguí contándonos.


Nacido en Necochea, Buenos Aires, en 1969, Juan Fernando García editó los libros de poesía La arenita (2000); Todo (2004); Ramos generales (2006); Morón (2014); Sobre el Carapachay (2017) y Temporales (2018). También compiló Zoológico, diez poemas de poetas argentinos, con ilustraciones de Francisca Yáñez. Es editor del proyecto Muchos Libros Felices junto a Fabián Muggeri. Es coordinador de la Secretaría de Cultura de la Universidad Nacional del Noroeste de Buenos Aires y jefe de trabajos prácticos del Taller de Poesía I, Cátedra Genovese, de la Licenciatura en Artes de la Escritura, en la Universidad Nacional de las Artes. Colabora con medios nacionales a través de reseñas y notas sobre literatura y arte.

Gaita Nihil

Nunca había pensado en María Elena en sí
su obra eran sus cuentos
sus cuentos eran mis libros y casettes
que escuchaba de peque antes de saber
que era lesbiana
que era lesbiana ella
que sería lesbiana yo
sus cuentos eran historias
su voz relatando las invasiones inglesas
con la excusa gaucha de una guitarra
que había robado un diablo de bélico uniforme colorado
el fogón   la música

aquel otro de un angelito que escondía
su santidad en una pelota mundana de fútbol
las canciones   la inocencia
cuentos para niñxs   el dibujo
de sus palabras y las letras remolinos en mi cabeza
qué iba a saber yo que era lesbiana

de la poesía ni idea
qué iba a saber que era poeta

por qué será que a lxs niñxs se nos oculta
la sexualidad   la política   y la poesía
se habrá filtrado algo de eso en mí
?

María Elena era para mí lo cotidiano
leer   releer   siempre como si fuera la primera vez
recuerdo sillón libros grabador
recuerdo colegio soledad dailan kifki
qué iba a saber que todo eso era poesía
qué iba a saber que de grande
María Elena me iba a hacer sentir chica otra vez

pero está vez chico está vez política
sexualidad   identidad 
cómo iba a saber yo entre guerras elefantes guitarras
el poder que tenía su poesía

que ahora iba a ser un chico
haciéndome sentir suavemente
está complicidad revolucionaria
de existir en el Reino del Revés.
 
Gaita
21/1/20


Gaita Nihil nació a fines de la década de 1980 en Buenos Aires. Estudió Filosofía y actualmente estudia Edición en la Universidad de Buenos Aires. Es poeta y editor en Puntos suspensivos ediciones. Tiene tres libros publicados: Tempos Tempestuosos (2015, Milena Caserola), NIHIL (2017, Puntos suspensivos ediciones y SIMÓN (2019, Puntos suspensivos ediciones). Es trans y libertario. Practica kickboxing, le gusta correr y jugar al fútbol.

Dani Zelko

Sala de cinco
clase de música
a la tercera vez que cantamos “el reino del revés”
le cuento a la maestra que María Elena es mi amiga
que a veces merendamos juntos y que tiene una colección
de tortugas de todo el mundo
en un mueble de vidrio en su casa.
Me mandan a la dirección
que por qué miento, que estoy delirando, que vamos a llamar a tu mamá.
Vuelvo a casa, bajo en lo de María Elena y toco el timbre
le cuento lo que pasó y ella saca
una hoja y escribe:
“Certifico que Dani es mi más peripatético amigo”
firma Maria Elena Walsh
sello presidenta de Sadaic.
Vuelvo a mi casa, voy a mi pieza, me tiro en la cama y miro el papel
no lo leo, lo palpo
¿un certificado de amistad?
Desde ese día, cada tanto me deja
pilas de libros en la puerta de mi casa
y cuando vuelvo de la escuela los agarro
y me voy a mi pieza a leer
son raros
no son como los que me dan en la escuela
uno de los libros es de ella
se llama Otoño imperdonable
son poemas
“Yo sé que estoy en vísperas de lo desconocido:
un presagio madura tristemente en mi pulso.
Por él ¡oh despiadado! ya imagino las noches
en que andaré descalza por pasillos oscuros”.
Le robo una frase y hago mi primera canción:
“Voy en vísperas de lo desconocido
Voy con mis amigos
Porque si voy solo no voy conmigo”.

Pasan los años y un día bajo a merendar
entro a su pieza, miro la cama matrimonial,
“¿Dónde está el papá?”
"Somos una familia de dos mujeres y dos gatas".
Caminamos por un pasillo largo y entramos a su escritorio
el lugar donde escribe,
abre un placard que está atrás de la puerta
             “Te quiero dar algo”
revuelve los cajones con calma
hace un pequeño gesto de celebración
cierra el puño con el objeto misterioso adentro
dibuja un firulete con el codo
el peso de su antebrazo cae y desde su mano
empieza a bajar
un yo-yo
y sube
y lo agarra y me lo entrega en la palma de su mano abierta
“Si querés expandir tu inteligencia
jugá mucho al yo-yo”.
Pasamos al living y nos sentamos en una mesa de madera larga
muy larga
¿tres metros?
de un lado estoy yo, sentado en frente
de unas paneras de paja con medialunas y galletitas
de una taza blanca con chocolatada fría
del otro lado está ella
sentada en una silla ancha
con apoyabrazos y respaldo alto y gamuzado
sosteniendo un vaso de whisky
(silencio)
“Viste, ganó de la rua!”, le digo
en mi casa Menem completa
el tridente del horror con Hitler y Videla
son mis cucos mis hombres de la bolsa
“A veces es mejor un hijo de puta que un pelotudo”, me dice.
Yo escucho
callado y atento
en general
estoy acostumbrado a contestar cuando me hablan
pero con ella
nunca sé que decir,
no me habla como a un niño
creo que no distingue entre adultos y niños
que para ella todas las personas escuchan
todas las cosas hablan
todos los animales cantan,
“¿Leíste los libros que te dejé?”
“sí, me gustaron mucho.”
“¿Y volviste a leer alguno que te gustó?”
“No”,
apoya el vaso de whisky en la mesa
suelta el cuerpo hacia el respaldo y mira
una esquina del techo
“Yo nunca entendí
por qué la gente
escucha los discos una y otra vez
y los libros los lee
una sola
y los deja
en la biblioteca
en la mesa
en la calle,
releé
releé
releé
a la primera leída te vas a encontrar
con buenas frases
con buenas historias
a partir de la segunda vas a encontrar
el lenguaje
el amor
la literatura”


Dani Zelko nació en 1990. Artista visual y escritor. Publicó numerosos libros, entre ellos Frontera Norte, El contra-relato de la doctrina Chocobar, ¿Mapuche terrorista?, Terremoto y Las preguntas completas de Osvaldo Lamborghini (Gato Negro Ediciones, México). Algunos de sus libros fueron traducidos al inglés y al portugués. Realizó exposiciones en museos y espacios de arte independientes de Argentina, Paraguay, Cuba, México, Estados Unidos y Canadá. Se desempeña como docente de arte y es parte del Proyecto Secundario Liliana Maresca en Villa Fiorito, Argentina.

Estemos en contacto

Dejanos tu mail para enterarte de la programación del CCK.

Nuestras redes

Conectate con nosotros en las siguientes redes sociales.