“La celda”, ópera de cámara sobre texto de Borges

“La celda”, ópera de cámara sobre texto de Borges Martes 23 y miércoles 24 de agosto, 20h - La Cúpula

Compartir:

Pompeyo Audivert protagoniza la obra de Mesías Maiguashca

Basada en el cuento “El milagro secreto”  de Jorge Luis Borges, protagonizada por Pompeyo Audivert y con puesta de David Amitin, la ópera del reconocido compositor ecuatoriano Mesías Maiguashca llega al CCK.

En el marco de los homenajes a Jorge Luis Borges a 30 años de su fallecimiento, y del VI Ciclo Iberoamericano de Ópera Contemporánea, organizado por el Área de Música Contemporánea del Ministerio de Cultura de la Nación (coordinado por Juan Ortiz de Zárate), sube a escena La Celda, descripta como “una puesta multimedia”. El protagonista, interpretado en esta versión por el actor Pompeyo Audivert, interactúa con las proyecciones en pantalla y las pistas de sonido concebidas por Maiguashca. La régie es responsabilidad de David Amitin, la escenografía de María José Besozzi, y el concepto de iluminación está a cargo del laureado director de fotografía Félix Monti.

Acerca de Mesías Maiguashca, autor

Estudió en el Conservatorio de Quito, en la Eastman School of Music de Rochester, NY (1958-63), en el Instituto Di Tella (1963-64) en Buenos Aires con Alberto Ginastera, y en la Hochschule für Musik en Colonia, donde trabajó con Karlheinz Stockhausen. Entre 1965 y 1966 viajó a Quito para enseñar en el Conservatorio de Música, pero regresó a Alemania en 1966 para asistir a los cursos de la Hochschhule für Musik en Colonia, los cursos de verano de Darmstadt y los cursos de Colonia para la nueva música (1966–67).

Entre 1968 y 1972, Maiguashca trabajó con Stockhausen en el Estudio Electrónico de la Westdeutscher Rundfunk (Radio de Alemania del Oeste) en Colonia y viajó con el ensamble de Stockhausen para presentar varios conciertos y actividades en el pabellón alemán de la Expo 70 de Osaka. Preparó la grabación de la composición colectiva Ensemble organizada por Stockhausen para el curso de verano de Darmstadt, 1967. Fue uno de los fundadores, en 1971, del grupo de compositores e intérpretes Oeldorf. También trabajó en el Centro Europeo para la Investigación Musical de Metz, en el IRCAM de París y en el ZKM, Zentrum für Kunst und Medientechnologie de Karlsruhe. Ha enseñado también en Basilea, Bogotá, Cuenca, Györ, Quito y Stuttgart, entre otras ciudades. De 1990 a 2004 fue catedrático de música electroacústica en la Musikhochschule de Friburgo, ciudad en la que vive desde 1996.

Acerca de La celda

Por Mesías Maiguashca:

En el año 1997 compuse una mini-opera, Die Feinde, basada en el cuento “El milagro secreto” de Borges. Fue estrenada en Karlsruhe, en el ZKM (Zentrum für Kunst und Medien) en el mismo año.

“El milagro secreto” relata la historia de J. Hladik, escritor judío arrestado por las tropas nazis en 1942, en Praga. Es condenado a muerte. Justamente ahora está escribiendo su drama Los enemigos, obra que él cree será la justificación de su vida. Enojado, pide a Dios que le conceda el tiempo para terminarla. Al día siguiente el pelotón dispara contra él, mas las balas no corren su curso. Hladik comprende: Dios le concede el tiempo para que termine su obra. Procede a escribir febrilmente. En  cuanto anota el punto final las balas retoman su curso y lo destrozan.

La obra, sucinta y compacta, no sólo describe un episodio más de la barbarie nazi. Los temas recurrentes de Borges se hacen presentes. Entre ellos están:

-la naturaleza del tiempo: ¿es lineal, circular, cíclico, recurrente?

"Juzgaba menos deficiente, tal vez, la
vindicación de la eternidad: el primer volumen historia las diversas eternidades que han ideado los hombres, desde el inmóvil Ser de Parménides hasta el pasado modificable de Hinton; el segundo niega (con Francis Bradley) que todos los hechos del universo integran una serie temporal.  Arguye que no es infinita la cifra de las posibles experiencias del hombre y que basta una sola ‘repetición’ para demostrar que el tiempo es una falacia."

-la religiosidad, específicamente la relación del creyente con Dios:

"Si de algún modo existo, si no soy una de tus repeticiones y erratas, existo como autor de
Los enemigos. Para llevar a término este drama, que puede justificarme y justificarte, requiero un año más. Concédeme este tiempo, Tú de quien son los siglos y el tiempo".

La Celda relata la última noche de Hladik y su ejecución al día siguiente.  Hladik, en su celda, está condenado a la soledad: su único contacto con el mundo exterior son sus oídos. Sus fantasías, sus recuerdos, sus temores. Sus sueños lo acosan. Su única actividad física posible es la gimnasia. El espectador "ve" físicamente al actor y su deambular en la celda; "escucha" su interior, a través de 8 altavoces; "ve" sus sueños en la pantalla; es guiado en la historia por un relator que habla desde los altavoces.
 

Estemos en contacto

Dejanos tu mail para enterarte de la programación del CCK.

Nuestras redes

Conectate con nosotros en las siguientes redes sociales.