Jaime Torres, Tomás Lipán y Bruno Arias

Jaime Torres, Tomás Lipán y Bruno Arias Huella Argentina: presente de nuestra música popular

Compartir:

Tres artistas emblemáticos de la música del noroeste

El ciclo Huella Argentina ofrece una panorámica con grandes figuras de todos los ritmos que se presentaron en el Centro Cultural Kirchner desde 2015. Desde los pioneros hasta los nuevos talentos, la huella de la música argentina se propaga en un presente notable.

Entre otras muchas expresiones musicales, los ritmos del noroeste se proyectaron a través de diferentes conciertos y espectáculos. Este programa especial reúne actuaciones de tres formidables exponentes de la música popular, realizadas en el Auditorio Nacional durante 2016.

El gran charanguista Jaime Torres fue protagonista de dos conciertos que acá se evocan: primero como solista de la Misa Criolla de Ariel Ramírez junto a Susanna Moncayo, el Coro Polifónico Nacional y dirección de Gustavo “Popi” Spatocco, y luego con un repertorio de bailecitos y huaynos, junto a su grupo y en el marco del encuentro Homenaje a nuestra tierra.

Por su parte Tomás Lipán y Bruno Arias, representantes de dos generaciones de artistas jujeños, brillaron en una noche inolvidable, de la que este especial recoge grandes momentos. En esa oportunidad, Lipán tuvo como invitados a Fortunato Ramos y Franco Tolaba para presentar el espectáculo Quebradeños, y Arias interpretó temas de su último disco, El derecho de vivir en paz.

Acerca de Jaime Torres

Eximio charanguista y propulsor de la cultura del noroeste argentino, Jaime Torres nació en San Miguel de Tucumán. Recibió las primeras enseñanzas sobre el charango de Mauro Nuñez, artista boliviano que le construyó sus primeros instrumentos; otros fueron construidos por su padre, Eduardo Torres. Participó en la versión original de la Misa Criolla de Ariel Ramírez, y de su primera gira por Europa, en 1967. Tocó en Stuttgart, Dusseldorf, Berlín, Hamburgo, Róterdam y Bruselas. En 1970 actuó en Washington, invitado por la OEA, y en 1971 regresó a ese país, sumando las ciudades de Nueva York y Los Angeles. Desde 1975 organizó anualmente en Jujuy el Tantanakuy, un encuentro de instrumentistas andinos no profesionales, y desde 1980 se realiza en el mes de octubre el “Tantanakuy infantil”, en el que intervienen niños en edad escolar de la zona de la Quebrada y Puna. En 1978 estrenó el espectáculo De antiguas razas, con escenografía de Antonio Berni. Recorrió con su música Rusia, Israel, Japón, China, Malasia e Indonesia, entre otros países, y ha recibido importantes premios y reconocimientos a su labor artística y musical. Falleció en Buenos Aires el 24 de diciembre de 2018.

Acerca de Tomás Lipán

Coplas, erques, sikus, rondas de carnavalitos, zambas y bailecitos trazan el imaginario sonoro de uno de los artistas más representativos de la cultura quebradeña. Tomas Ríos nació el 7 de marzo de 1948, en un caserío cercano a Purmamarca sobre la Cuesta de Lipán, Jujuy, de donde tomó su nombre, como herencia de esa tradición y de ese origen pastoril que fue su escuela musical. Formado en el sonido del bandoneón carpero, los anateros en el carnaval y las bandas de sikuris, Lipán es hoy uno de los cantores más importantes del folklore nacional y emblema de la música jujeña. Reconocido como el cantor de Purmamarca, alcanzó su proyección nacional integrando primero las filas de Jaime Torres y luego consagrándose como solista en el Festival de Cosquín. Sus conciertos son una síntesis de esa cultura ancestral, la atmósfera que se vive en las fiestas populares de los pueblos quebradeños y los encuentros festivos en los que se respira la alegría genuina y danzante del carnaval.

Acerca de Bruno Arias

Oriundo de El Carmen, Jujuy, Bruno Arias nació en 1979, y ha compartido escenarios con artistas como Mercedes Sosa, Teresa Parodi, Peteco Carabajal, Jaime Torres, León Gieco, Illapu y Nano Stern. Sus producciones discográficas son seis: Changuito VoladorAtierrizajeEl bondi cultural (junto a artistas de diferentes puntos del país), Kolla en la ciudadMadre Tierra El derecho de vivir en paz. En 2007 y 2008 fue nominado a los Premios Clarín y Atahualpa, obteniendo en 2008 el premio Atahualpa como Solista Vocal Masculino. En 2013 abrió el Festival de Cosquín y se llevó además el premio Consagración. En 2015, la Fundación Konex le entregó el Diploma al Mérito como uno de los cinco mejores cantantes de folklore de la década en Argentina, y en 2016 ganó el Premio Gardel por su disco Madre Tierra, junto a la cantante riojana María de los Ángeles "la Bruja" Salguero. En los últimos años se integró a la gestión cultural: produjo discos y espectáculos, y dio talleres y charlas en escuelas de diferentes provincias, recorriendo el país de sur a norte, de Ushuaia a La Quiaca.

Estemos en contacto

Dejanos tu mail para enterarte de la programación del CCK.

Nuestras redes

Conectate con nosotros en las siguientes redes sociales.