Cien años de arte abstracto: obras de Ides Kihlen

Cien años de arte abstracto: obras de Ides Kihlen Miércoles a domingos y feriados, de 13 a 20h - Sala 512

Compartir:

El legado de Ides Kihlen en el centenario del arte abstracto

En 2017 se cumplen cien años de la formación del grupo De Stijl (el estilo), en torno a la revista del mismo nombre fundada por Theo van Doesburg  y Pet Mondrian. Se suele considerar a De Stijl como uno de los hitos que marca el nacimiento del arte abstracto. En julio de 2017 también cumple cien años la artista argentina Ides Kihlen, notable cultora de diversas corrientes del abstraccionismo y figura excéntrica en el circuito local del arte.  
 
Desde el 12 de julio, el CCK es sede de una exposición que recorre diversas series de las obras de Kihlen y rinde homenaje a la abstracción como corriente artística autónoma, que se despliega en diferentes planteos conceptuales, de lenguaje y de recursos. En la muestra se delimitan y asocian obras de la artista que hacen referencia a diferentes épocas de este desarrollo: abstracción pura, abstracción y geometría, abstracción matérica, abstracción concreta, y otros lenguajes constructivo-abstraccionistas.
 
De carácter didáctico, el montaje expositivo apunta a asociar lo descriptivo de determinados pronunciamientos abstractos con sus propulsores. Con carácter antológico, se exhiben obras de periodos intermedios de Kihlen y de las series más recientes (las denominadas Blanca, De líneas, Del tigre y la Serie Negra).

Considerado uno de los hitos que da comienzo a la corriente del abstraccionismo en el arte, el movimiento De Stijl (el estilo, en holandés) se formó en 1917 alrededor de la revista del mismo nombre, fundada por Theo van Doesburg, un teórico de la arquitectura, el diseño y las artes figurativas. A van Doesburg se sumaron los pintores Piet Mondrian, Georges Vantongerloo y Vilmos Huszar, los arquitectos Jacobus Johannes, Robert van't Hoff y Jan Wils, y el poeta Antony Kok. Entre octubre de 1917 y octubre de 1918, Mondrian publicó en De Stijl once artículos sobre “el nuevo movimiento en el arte de la pintura”. En octubre de 1918 también se publicó el primer manifiesto del movimiento, firmado por todos los miembros del grupo. Los siguientes manifiestos no fueron firmados por todos los artistas y provocaron, a través de la ruptura del núcleo inicial, el surgimiento de otras líneas dentro del abstraccionismo, que crecía en forma paralela e incesante en Alemania, Rusia, Francia e Italia.

Acerca de Ides Kihlen

Nació en la provincia de Santa Fe en 1917; estudió con grandes maestros de la pintura argentina, como Pío Collivadino y Vicente Puig, entre otros. Después de una original etapa figurativa, fue clave para su despegue abstraccionista su incursión en los talleres de Kenneth Kemble, Emilio Pettoruti y Juan Batlle Planas, en el país, y en el de André Lothe, en Paris, Francia. Su producción se mantuvo al margen de los circuitos habituales del arte en Buenos Aires, concentrándose más en los procesos de la obra artística que en sus resultados. Su profesionalización llegó a sus 83 años y de manera casi fortuita. Según contó en una entrevista, un galerista a quien sus hijas iban a vender unos cuadros de Raúl Russo quedó “embelesado” con los cuadros de la dueña de casa; organizó la primera muestra de la obra de Kihlen en la edición 2000 de arteBA, y se vendió todo. A partir de ese momento, sus piezas recorrieron ferias, galerías y museos de gran prestigio tanto en el país, como en el exterior (España, EE.UU., Australia, Brasil). Acerca de su obra –presente en museos argentinos y colecciones privadas de distintas partes del mundo-- hay dos libros publicados, con comentarios de reconocidos críticos como Mario Gradowczyk, Rafael Squirru, Nelly Perazzo, Rosa Faccaro, Fermín Fevre y Mercedes Casanegra.

Acerca de su obra

Por Jorge M. Taverna Irigoyen

“El ritmo liberado, la pasión, el orden encauzado después de fuerzas de automatismo referencial, están en su subconsciente como columnas. Una tendencia que quizá no alcanza a descifrar del todo en sus comienzos, pero que entiende / acepta / incorpora. No es todavía su liberación total: sí un regreso de regresos, para llegar. Y dentro de una personalidad muy asumida dentro de la abstracción, revela fundamentalmente una coherencia que asombra. Sus series, por así llamarlas, se corresponden unitivamente como eslabones de una misma cadena. No busca la diversidad, sino la unidad que ahonde, que profundice su expresión.

La obra de Ides Kihlen es tanto pictórica como dibujística. Dentro de ella hay formas que entroncan, definen, emancipan; y sin embargo, responden siempre a similares estructuras de diseño. La artista no muta, no cambia, no desconoce la ruta anterior. Profundiza siempre sus conquistas. Y el mundo de lo maravilloso aparece entonces como una consecuencia. Los blancos que sobrenadan, algunos acentos rojos, cuerpos azules que revelan, recortados, su protagonismo corporal, rayas y puntos, pianos de líneas ordenadas, círculos que comienzan a girar sobre sí mismos.

Hay en su obra una suerte de celebración gozosa. Aparecen partituras musicales dentro del soporte o como soporte mismo. Pentagramas y claves de sol. Banderines. Números y letras que registran el enigma. Arabescos. El dripping informalista. Hay una orquestación implícita de los elementos, entre la línea que ritma culebreante en la aplicación de hilos pegados. Los cartones ofrecen a la artista el campo para que invente una poética que conmueva y que, de manera idealizada, alcance la sonoridad.”

Horarios

Fecha Hora Lugar  
Sábado 25 de noviembre 13:00h. Sala 512
Domingo 26 de noviembre 13:00h. Sala 512

Estemos en contacto

Dejanos tu mail para enterarte de la programación del CCK.

Nuestras redes

Conectate con nosotros en las siguientes redes sociales.